Pdvsa y Rafael Ramírez estarían siendo investigados por corrupción en EEUU

Las autoridades de Estados Unidos, han puesto en marcha una serie de investigaciones de amplio alcance sobre la posibilidad de que líderes venezolanos hayan usado a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) para saquear miles de millones de dólares del país a través de sobornos y otras prácticas.
Rafael Ramírez, exdirectivo de la petrolera, es el principal investigado. En 2006, según cuenta The Wall Street Journal, los directores de una de las empresas constructoras más importantes de España estaban encantados de haber conseguido una cita con él, pero en su lugar, obtuvieron a su primo, Diego Salazar, quien les manifestó que si querían entrar en carrera, los españoles tenían que pagar por lo menos 150 millones de dólares en sobornos
Las investigaciones, realizadas por agencias federales en varias jurisdicciones de Estados Unidos, también tratan de determinar si Pdvsa y sus cuentas bancarias en el extranjero fueron utilizadas para otros fines ilegales, incluidos el manejo de divisas en el mercado negro y el lavado de dinero del narcotráfico, dicen estas personas.













Los funcionarios venezolanos han rechazado sistemáticamente las denuncias de corrupción oficial, y las califican como intentos por parte de figuras de la oposición aliadas con Estados Unidos y otros “enemigos extranjeros” de desestabilizar y derrocar al Gobierno.

A principios de este mes, fiscales federales en Nueva York, Washington, Missouri y Texas y agentes del Departamento de Seguridad Nacional, la Administración de Control de Drogas (DEA), el FBI y otras agencias se reunieron en persona o por teleconferencia en Washington para coordinar acciones y compartir pruebas y testigos para las diversas investigaciones sobre Pdvsa, según dijeron a The Wall Street Journal tres personas con conocimiento del asunto.
Los funcionarios de Pdvsa también obtuvieron enormes comisiones y ganancias fuera de los libros jugando con el alambicado sistema cambiario de Venezuela, dicen personas al tanto. La oportunidad fue generada por la enorme brecha entre el precio del bolívar en el mercado negro, que ronda 800 por dólar, y la tasa oficial de 6,3 bolívares por dólar, dicen estas personas.

















En Nueva York, las autoridades están hablando con aproximadamente media docena de exaltos funcionarios y tienen la esperanza de contar con la cooperación de Ramírez, dicen fuentes al tanto de la investigación. Después de haber sido depuesto como presidente de Pdvsa y ministro de Energía el año pasado, Ramírez está de malas con sus viejos camaradas.

Puede leer el artículo completo de The Wall Street Journal en este enlace.

Fuente: El Venezolano - NTN24 - BLOG SKIEL 

Comentarios