¡NO ACEPTAMOS AUDITORIAS CHIMBAS!

Las elecciones del pasado 14 de Abril sirvieron de escenario para desmontar toda la patraña que por más de 14 años de revolución se ha venido vendiendo en el país. Ya los venezolanos despertaron y le dieron un apoyo incondicional al cambio que ofrece Henrique Capriles.

Los sectores populares se volcaron a votar por Henrique Capriles porque la falsa oferta electoral que promete Nicolás Maduro no es confiable. Cuando vemos que los sectores populares más álgidos del país votan por una opción diferente a la del comandante Chávez, sabemos que el mapa político cambiara por años.

Ya la personas se cansaron de vivir en refugios, con miles de asesinatos al año, con déficit de vivienda, expropiaciones, confrontación política, desempleo y ahora le colocan la cereza al pastel con un fraude electoral, que tiene a los maduristas con los pelos de punta, porque no saben que decir, cuando les pregunta ¿Por qué no abren las cajas electorales? Eso sería lo más sano y transparente que le pudiera ocurrir a los revolucionarios que se ven afectados por tener un triunfo al estilo Jalisco que cuando no gana arrebata.

Los nervios se apoderaron del oficialismo, la agresión a los manifestantes pacíficos evidencia que quieren mantener el fraude a como dé lugar. Por su parte, Maduro como un malandro de barrio, prepara una emboscada para masacrar al pueblo y cambiar el sentido de la protesta que era que abran las cajas para contar las papeletas.
Le preguntamos a la rectora ¿para que se exigiera que no se le sacaran fotos a la papeleta electoral, que no se podía romper y no se podía llevar para la casa, si no se puede comparar con el resultado electrónico? Todas estas inconsistencias hacen que el proceso este viciado y contaminado bajo la premisa del fraude.

Los rectores del C.N.E tienen en sus manos la paz del país, la tranquilidad de los venezolanos, es vital que convoquen a contar los votos para que no se presente una guerra entre hermanos, la responsabilidad de la legalidad de este gobierno está en manos del ente regulador de las elecciones.

Las elecciones no son un ejercicio democrático para ver quién se queda en el poder bajo la violencia y el amedrentamiento a las instituciones. Los votos son para dirimir las diferencias y no para matarnos entre hermanos, abran las cajas para que exista paz y se acepte que gane, quien tenga los votos en las cajas y no quien tenga más rectores amigos.

Por estas razones exigimos el conteo manual comparado con el físico electrónico.
video