Kerry asegura que EE UU no reconocerá a Maduro hasta que haya un recuento.

El secretario de Estado dice que si se comprueba que ha habido irregularidades durante el proceso exigirá explicaciones

El secretario de Estado, John kerry MANDEL NGAN (AFP)
El jefe de la Diplomacia estadounidense, John Kerry, ha asegurado que su país aún no ha decidido si reconocerá a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela. Preguntado al respecto durante una comparecencia ante el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, el secretario de Estado ha asegurado que Estados Unidos no reconocerá a ningún ganador, hasta que se realice el recuento de votos solicitado por el candidato opositor, Henrique Capriles.
“Debe haber un recuento”, ha asegurado Kerry. Es la primera vez que el secretario de Estado se refiere al resultado de los comicios venezolanos desde que estos tuvieron lugar el pasado domingo. Kerry también ha advertido de que si se comprueba que se produjeron irregularidades durante el proceso electoral, como ha denunciado la oposición, exigirá “explicaciones serias”.
El Departamento de Estado ha dejado claro en los últimos días que era necesario realizar el recuento de votos para verificar el estrecho resultado electoral y que ningún candidato debería ser proclamado vencedor de manera oficial hasta que la revisión de las papeletas no hubiera concluido. Kerry ha insistido en esa postura en el Congreso y ha recordado que, “en un primer momento, Maduro apoyó la idea del recuento”. “Otros países y la OEA han pedido también un recuento, así que veremos qué ocurre”, ha señalado el secretario de Estado.
Kerry también ha indicado que “es muy dudoso” que EE UU envíe una delegación a la toma de posesión de Maduro, prevista para este viernes. “Las circunstancias en las que se produce son bastante cuestionables”, ha justificado el secretario de Estado.
Los 14 años de chavismo han deteriorado las relaciones entre EE UU y Venezuela en el terreno político. La Administración Obama ha optado por mantener una posición de neutralidad en estas elecciones para evitar que cualquier declaración pudiera ser empleada como arma arrojadiza en la campaña electoral. No obstante, hay políticos que han exigido del Gobierno una actitud más firme frente a la retórica chavista. Este miércoles, la congresista republicana de origen cubano, Ileana Ros-Lehtinen, ha instado a Kery a que no legitime “las políticas corruptas de un fiel al chavismo”, en referencia a Maduro.
                                                     fuente: EL PAÍS.com/INTERNACIONAL.