AQUELLA VENEZUELA....

Donde nací yo…
Yo no se tu…
Pero yo nací en un país que se llamaba
República de Venezuela
Donde los catiritos, trigueñitos, morenitos y negritos éramos
todos iguales. 
Donde jugábamos tranquilos y no sabíamos distinguir quien
era rico o pobre, porque lo uno ni lo otro era pecado. 
Donde en el colegio éramos solo niños, que respetábamos
los símbolos patrios y no nos preguntábamos que porque
eran así, porque siempre fueron los mismos. 
Donde los vecinos se querían y respetaban.
Donde los maestros eran maestros.
Donde cada 5 años mis papas iban a votar, regresaban
orgullosos con sus meñiques manchados de morado y
esperaban con intriga los resultados.
Donde había respeto a las inclinaciones políticas. La familia de
mi Papá era adeca y la de mi Mamá copeyana y nunca se
dejaron de hablar.
Donde las caravanas políticas eran divertidisimas y no había
violencia.
Donde los noticieros daban noticias, y los reporteros no tenían
guardaespaldas o tenían que fugarse del país.
Donde el pecado más grande de un Guardia Nacional era
martillar en una alcabala.
Donde el que estudiaba y era inteligente podía llegar a ser 
presidente de Maraven, Lagoven o PDVSA.
Donde la honradez era una virtud, no una manera de ser pobre.
Donde el Himno Nacional no nos hacia llorar.
Donde el número de la cédula era solo para identificarnos.
Donde el sable del Libertador era soberano.
Donde no escuchamos las palabras: Oficialismo, Oposición,
Meritocracia, Imperialismo, Escuálidos, Resulta que ahora,
hasta tenemos un vocabulario.
Donde no teníamos miedo al hablar por teléfono.
Donde los niños nunca supimos lo que era el Gas
lacrimógeno.
Donde el voto era un deber y ¡Hey! ERA SECRETO.
¿Te acuerdas?
Donde los presidentes, buenos, malos o peores eran
personas inteligentes y por lo menos sabían expresarse.
Donde éramos conocidos por el petróleo, el béisbol,
mujeres preciosas y bellezas naturales: no por las metidas de
pata del presidente o las reyertas.
Donde el curita de la iglesia era tu guía y nadie se metía con él.
Donde las cadenas de TV duraban a lo sumo una hora.
Donde vivíamos toda nuestra vida y el que se iba al exterior,
ERA SOLO PARA ESTUDIAR.
Donde la mujer no se tocaba ni con el pétalo de una rosa.
Donde en todos los grupos de amigos había uno que imitaba
bueniiiisimo al presidente y no temía por su vida.
Donde tener valor era algo así como pedirle aumento al jefe.
Donde la libertad era solo lo que un adolescente le pedía a
sus padres.
Donde vestirse de rojo era lo mismo que vestirse de azul,
rosado, verde o negro.
Donde los
VENEZOLANOS
eramos todos
VENEZOLANOS
y no habían resentimientos donde la gente era noble.
¿Y ENTONCES ?
¿¿¿QUÉ CARRIZO FUE LO QUE PASO???
¿¿¿EN QUÉ MOMENTO DEJAMOS QUE LOS
SENTIMIENTOS MÁS BAJOS ENTRARAN
EN NUESTROS CORAZONES???
YO NO QUIERO LOS GOBIERNOS PASADOS, PERO
SI QUIERO VOLVER AQUELLA HERMOSA Y
RESPETADA:
REPÚBLICA DE VENEZUELA
POR ESO LE DIGO SR PRESIDENTE:
SU LIBERTAD TERMINA
DONDE COMIENZA LA MÍA…
RESPETE MI DERECHO A
ELEGIR LO QUE QUIERO O NO
QUIERE VER… PORQUE
MIENTRAS MÁS ME LO NIEGUE
MÁS ME AFERRARÉ A ELLO…

             "SE ACABÓ"