MENSAJE AL PRESALIENTE HUGO CHÁVEZ.

 ¡Ya basta.....! ¡Ya está bien que nos dejes tranquilos… Que aceptes tu derrota el 7 de octubre.

Taladraste nuestros huesos. Los de los venezolanos y los pusiste sobre la pared empedrada
de la impotencia para que se asolearan de desesperanza.

Trepaste por las ramas más altas de nuestros ancestros
y dejaste tu hacha marcada en cada gajo que tocaste.

Contaminaste el aire que respirábamos con tu incienso de pólvora maldita, con la mostaza de tus lacrimógenas, con el terror de tus explosivos, con la fuerza hidráulica de tus ballenas, con cada bocanada de mentiras, con tu incitación al odio y a la violencia, con las injurias en tus alocuciones.

Derrumbaste los cercados amorosos que colindaban con una y otra amistad
y levantaste murallas de tirria entre familias… Con las cenizas de la empalizada armaste una nueva Historia Sagrada para que Venezuela tuviera sus propios David y Goliat.

Vendiste nuestro oro negro por pocas monedas extranjeras Inferiores al precio de nuestra divisa, y regalaste a otras naciones (para ganar adeptos) lo que le pertenece a mis hermanos venezolanos. Y, ahora, llenas tus valijas y las de tu familia, con el dinero que nos pertenece, en franca competencia con tu homólogo cubano, quien aparece entre los multimillonarios del mundo en un listado de la revista Forbes.

Coleteaste con las Leyes cada espacio donde pusiste tus pies para arengar el resentimiento que te acompaña desde siempre. Y, trapeaste con engaños, cada mueble que aguantó tus asentaderas, en las conversaciones “diplomáticas” con el criminal de la Isla, y con todo ese séquito de terroristas y criminales que invitas a Venezuela y que has cargado como zarcillos.
-¿Dónde quedaron tus obras...?
video
-¿Qué has hecho por nuestro País?
-Desmoronarlo, empobrecerlo, aniquilarlo...

Ah!, claro, por supuesto, en cada Estado de esta República, fundaste Academias de Malandros; creaste fábricas de encapuchados; construiste vías para la destrucción económica de Venezuela; albergaste en grandes extensiones de terreno fronterizo a los secuestradores y paramilitares; cavaste fosas para los pobres; abultaste, en dólares, las Cuentas Bancarias de tus aliados; creaste nuevos Centros de Corrupción para ti y para tus lisonjeros de turno; reubicaste en guaridas indeseables, a los “Niños de la calle”; adquiriste costosísima nave presidencial mientras los pobres no tenían con qué comer, comprar medicinas, levantar un techo, hacerse un vestido, calzar sus pies.......

Fabricaste la “NUEVA” PDVSA con neófitos petroleros, arrojando por la borda el talento venezolano. Cerraste a RCTV para que no continuara diciéndole al mundo sobre tus descalificativos al pueblo opositor y la forma como pisoteas los derechos humanos de los venezolanos.

En tus planes y programas están claros los objetivos: Aumento de la delincuencia, la corrupción, la pobreza, la inseguridad y, mejor ni seguir contando; porque habrá que agregar la encarcelación, persecuciones, exilios, torturas, atropellos, asesinatos.... a los que no somos sus aliados, a los que no aceptamos su ideología, a los que con rabia describes como OLIGARCAS, ESCUÁLIDOS, IMPERIALISTAS, FASCISTAS, TRAIDORES, GOLPISTAS, APÁTRIDAS...MAJUNCHES

Es evidente que, mientras hacías tus pasantías presidenciales, el calificativo adoptado es el de menor calificación: Estás reprobado en tus prácticas y, en cuanto al marco teórico, éste no es inédito, ya que lo copiaste -al texto- de la tesis de Fidel Castro.
Ahora te puedes auto evaluar: No llenaste los requisitos exigidos. Estás censurado por mentiroso, manipulador, demagogo, déspota....

El pueblo venezolano hace tiempo te aplazó por TRAIDOR A LA PATRIA. No te quiere como Presidente.

Déjale libre el camino a Capriles. Deja que el pueblo lo siga y lo quiera como lo sigue y lo quiere. Él se ganó a la gente sin regalar dádivas; con su palabra y su verdad… Con su inteligencia y su trato amable: sin insultos ni amenazas.


La patria lo grita por los cuatro puntos cardinales: ¡CAPRILES PRESIDENTE!