Venezuela prohíbe a sus militares ver cadenas de televisión privadas

Publicado: http://www.abc.es/.13/07/2012
La oposición denuncia que el visionado de discurso de Capriles a las fuerzas armadas fue prohibido a todo el personal de las Fuerzas Armadas


Un comunicado con fecha 11 de julio en el que el Ministerio de Defensa prohíbe «expresa y absolutamente» a los militares «seguir cualquier programación televisiva por los canales de Globovision, Venevisión y Televen o transmitida por cualquier espacio radioeléctrico privado» fue divulgado ayer por la oposición venezolana para denunciar la situación del personal de ejército en Venezuela, al cual se le prohibió ver el discurso que Henrique Capriles Radonsky, candidato a la presidencia de Venezuela por la Mesa de la Unidad Democrática (MDU) en las elecciones que se celebrarán en el país el 7 de octubre, dirigió el 12 de julio a las Fuerzas Armadas. Según Capriles, la misiva iba orientada claramente a evitar el visionado del discurso.

En su mensaje a los militares, Capriles prometió que si ganara las elecciones «no permitirá la injerencia de otros países en las decisiones de las Fuerzas Armadas» y «rechazará categóricamente la presencia de grupos armados» en territorio venezolano. «No podemos permitir que el narcotráfico, la guerrilla y grupos paramilitares infiltren y usen nuestras instituciones», aseveró.

Capriles criticó «el culto a la personalidad» que desarrollado en algunos militares entorno a la figura del actual presidente venezolano, Hugo Chávez, alegando que se trata de una práctica que ha desviado el rumbo de las Fuerzas Armadas. En Venezuela, el presidente también es comandante en jefe de las Fuerzas Armadas y desempeña un papel clave en las actividades militares. Cuando Chávez fue elegido en 1999 «despertó una esperanza dentro de nuestra Fuerza Armada, pero después de 14 años está claro que él tiene otras prioridades y otros intereses», denunció Capriles. «Ha quedado claro que nuestra tropa, que nuestros oficiales, sus familias sufren los mismos problemas que el resto de los venezolanos y todo comandante tiene una responsabilidad principal: garantizar el cumplimiento de la misión y el bienestar del personal militar», expresó el líder opositor.

Por su parte, el gobierno desmintió tales acusaciones. El diputado Eduardo Piñate negó que al personal se le prohibiese ver el discurso de Capriles: «A los militares jamás se les prohibió escuchar el mensaje que les dirigió el candidato de la ultraderecha venezolana, Henrique Capriles Radonski», afirmó. «Quedó más que comprobado que nadie hizo alguna prohibición a los militares. Se trató de un montaje mal hecho. La derecha nunca va a decir la verdad, porque tienen que ocultar todo», insistió. Según Piñate, el verdadero objetivo mensaje de Capriles es «generar algún tipo de fractura» en las Fuerzas Armadas para cumplir el «plan B» de la oposición que es «ganarse a algunos militares». "Sólo criticó el tema de la comandancia en jefe y acusó al Chávez de convertir a la Fuerza Armada en un aparato personal", denunció.