Corazón de la Patria.

Publicado: Francisco Allen Madrid http://www.talcualdigital.com/ 30/07/2012
Es indudable que Hugo Chávez se ha dado a la tarea de dividir a Venezuela, generando una brecha social ajena a lo que ha sido nuestra historia

Luego de hacernos escuchar en cadena nacional la infeliz perorata de quien por mandato de la Constitución de la República representa a todos sus conciudadanos, en la cual se utilizó el aberrante chauvinismo como herramienta para descalificar a quienes en Venezuela enarbolamos el pabellón tricolor como contraparte a los trapos rojos con que nos quiere embaucar su régimen, el inefable laboratorio de marketing político de nuestro dicotómico presidente-candidato, alcanza su clímax patriotero al presentarlo como "El corazón de la Patria".

Para no contravenir ninguna norma legal (por aquello de atentar contra el honor y la dignidad de un alto funcionario público) todo lo que de aquí en adelante diga es referido al ciudadano Chávez-Candidato y no al ciudadano Chávez-Presidente lo repito, de todos los venezolanos.

Usted, ciudadano Chávez, es el candidato continuista de un Gobierno que:
1) Entre sus más lustrosos logros nos presenta el haber hipotecado a la nación a niveles inéditos mientras ésta disfrutaba de la mayor bonanza económica en los anales de su historia.

Simultáneamente, los pingües recursos del Estado han sido mal utilizados en la ejecución de un siniestro plan de destrucción del país mediante el desmantelamiento (¿saqueo?) de su aparato productivo, de sus instituciones y de todo aquello que de algún modo represente una vía hacia el progreso y la independencia plena.

2) Con la mayor desvergüenza ha dado en bandeja de plata a Gobiernos extranjeros el manejo de recursos de la nación y de instancias de la administración pública que tienen carácter estratégico.

3) Sistemáticamente se ha dado a la tarea de dividir a nuestro pueblo, generando una brecha social ajena a lo que ha sido nuestra historia después de la Guerra Federal.

4) Ha ofendido nuestro gentilicio y la memoria de nuestros libertadores, condecorando e imponiendo de manera vergonzosa la presencia en el país a cuanto criminal de lesa humanidad le ha venido en gana.

Por todo esto, si usted, candidato Chávez, realmente fuera "El corazón de la Patria", ésta estaría condenada a sufrir de cardiopatías incurables, pero usted, candidato Chávez, así lo repita un millón de veces la claque servil que lo acompaña, nunca podrá ser "El corazón de la Patria" porque usted representa la continuidad de un régimen que ha atentado contra su más preciado bien: su libertad.

Como bien lo cantó el vate Alí, "la Patria es el hombre", no uno en particular, y nuestra Patria (se lo informo por si aún no lo sabe) no tiene un corazón, tiene millones de corazones pintados de amarillo, azul y rojo, latiendo vigorosamente para insuflarle la sangre que le dé la vida, la fuerza y el tesón necesarios para alcanzar la paz y la grandeza que queremos para nuestra querida Venezuela. El 7-O daremos un nuevo paso.