Se muere, no se muere... Y?

Publicado: http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/ Gustavo Coronel, domingo 20 de mayo de 2012
Reunión de gabinete

Por  algún tiempo los venezolanos hemos esperado que Hugo Chávez hablara claro al país sobre su enfermedad. Como ello no ha sucedido considero irresponsable de ese señor continuar aspirando a  ser presidente por cinco años más. Eso representa un crimen y un fraude contra la nación.

En vista de que esta situación de estira y encoge, de lagrimas de agonizante un día y canciones de buena salud el otro, tiende a alargarse indebidamente, es necesario decir que lo que pueda sucederle al Sr. Chávez a título personal carece de importancia para la nación. Lo que nos daña es su pretensión de seguir haciendo lo que no puede hacer. Chávez está como el tipo que se despedía desde la plataforma de un vagón de ferrocarril, sin darse cuenta de que el vagón estaba desenganchado. El tipo lloraba y gesticulaba sus adioses pero el vagón no se movía. Hasta sus allegados comenzaron a gritarle: Chico, no se mueve, no se mueve.

Y uno piensa: Coño, mijo, quédate de una vez o vete,  pero no podemos seguir con este tejemaneje.

Así está el Sr. Chávez. Que si se muere, que si no se muere.  El país no puede seguir montado en este sube y baja. Tenemos más de un año envueltos en una telenovela absurda, a un costo terrible para la nación, en dinero, en tiempo, en desgaste emocional, en casi total parálisis. Por ejemplo, dice la fosforito que “solo Chávez decidirá que hacer con el cascarón de La Planta”. Es decir, un tipo que está en reposo, según Maduro, o in extremis, según otros,  es el único que puede decir si le ponen explosivos a esa vaina? No es algo que un ministro, por más inepto que sea, podría decidir? Que sería una raya más para esa cebras? Que llamen a Alí Rodríguez que si sabe de explosivos.

El  país tiene que enfrentarse con la realidad.  Hugo Chávez no es indispensable, ni necesario, ni siquiera deseable. Este señor que los venezolanos hemos tenido por casi 15 años en el poder ha recibido una masa de dinero que  presidente alguno jamás ha tenido en nuestra historia: $1,2 millones de millones, es decir un billón doscientos mil millones de dólares. Lo que los estadounidenses llaman $1,2 trillones. Para un país de 25-30 millones de habitantes esta es una cantidad de dinero realmente obscena. Y este tipo la ha recibido y no puede exhibir logros que sean remotamente proporcionales a ese ingreso. Al contrario, todos los índices materiales y espirituales son horrorosos.

Por eso es que el tema de su muerte física  es secundario. Lo realmente importante es que se vaya de la vida política y  que deje de arruinar al país. Chávez tiene varios años de muerto. Lo que queda hoy es un muñeco de trapo que pende de hilos jalados a control remoto desde La Habana.

Comentarios