Un hampón para el Consejo de Estado.

Publicado:http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/ lunes 30 de abril de 2012
Se les acerca el final.

Al ser nombrado por Hugo Chávez miembro de un Consejo de Estado que solo se reúne en tiempos de guerra o de crisis nacional, José Vicente Rangel dijo:
“Estoy dispuesto a participar y a dar todo que pueda dar para hacer respetar la Constitución”.  Y agregó: “La CIDH es una comisión manipulada por los Estados Unidos”.

La convocatoria de un Consejo de Estado, un mamotreto copiado por Chávez de la satrapía Cubana, revela que se aproximan sus últimos días como jefe del régimen, ya que este mamotreto no se convoca sino en tiempos de crisis nacional.

Y cual  es la crisis nacional?  Deberíamos preguntarnos, más bien, cual no es la crisis nacional.  El país está en crisis por los cuatro costados: una pandilla de narcotraficantes en el poder, crimen desatado, civiles armados y anarquizados como los de La Piedrita, corrupción galopante (no es verdad, El Aissami? ), deudas al por mayor, Cubanos, Chinos e Iraníes hasta en la sopa, desintegración nacional en todos los órdenes.

 Y el hampón José Vicente Rangel tiene los riñones de decir que “hará todo lo que pueda para hacer respetar la constitución”.  Yo le pregunto:
Por que no comienza usted por acusar a su jefe Chávez de violar la constitución cada vez que le sale del forro? La viola yéndose a Cuba, dando órdenes desde allá, gastando el dinero nuestro en sus locuras médicas. La constitución es sistemáticamente violada por toda la pandilla del régimen,  pagando deuda con petróleo, importando comida podrida, contratando a dedo con los amigos del chavismo, usando fondos financieros paralelos sin transparencia, escamoteando dinero a los estados gobernados por la oposición, convirtiendo el ejecutivo  en un narco-club.

Ya esta situación es inaguantable. No hay poder moral que valga porque, creo no exagerar al decir que los/las tres crápulas que lo manejan son uno (a)s sinvergüenzas vendidos al régimen.  No hay ejército que valga, porque creo no exagerar al decir que los altos mandos militares están copados por el narcotráfico. No hay Asamblea Nacional autónoma, porque no exagero al decir que Soto Rojas y Cabello  son destacados miembros de la mafia.

 Esto no tiene solución institucional o constitucional.
Venezuela se encamina hacia una confrontación trágica. Ello es inevitable porque algún día, y ese día se aproxima a pasos agigantados, la gente decente deberá insurgir contra los hampones. La coexistencia pacífica con la cloaca no es posible, so pena de convertirnos en cómplices.

Comentarios