martes, 10 de enero de 2012

El escogido de Chávez.


Publicado: DÁMASO JIMÉNEZ.EL UNIVERSAL martes 10 de enero de 2012 
Más rápido que inmediatamente el presidente Chávez movió sus piezas en el ínterin del nuevo año para ratificar que su campaña electoral estará basada sin ninguna duda en la radicalización, confrontación y persecución del candidato de la MUD y la propuesta opositora de alcanzar el poder durante el 2012.

Así Chávez hizo a un lado a las figuras civiles que despuntaron cierto liderazgo nacional durante los retiros programados de su enfermedad como Nicolás Maduro, Elías Jaua y hasta el mismo Soto Rojas, quien abrió inclusive una línea de entendimiento en la Asamblea Nacional con los representantes del amplio sector del país que rechaza ser acuartelado por el régimen, para invocar de nuevo los más crudos del radicalismo ramplón a través de un rezagado pero leal y astuto lugarteniente, con amplia pasantía en el gobierno y con influencia clave en los sectores más duros y radicales, pasando por los colectivos del 23 de enero hasta el alto mando de la FANB.
Prensa Nacional  
Diosdado Cabello pasa de ser una figura competidora y osada en la exposición de su liderazgo dentro del partido de gobierno, con pretensiones intermitentes de hacer sombra a su jefe aunque lo niegue, a hombre fuerte del chavismo para resguardar la figura de autoridad del máximo líder dentro del partido y en la arena electoral.

Chávez está dispuesto a entregar casas, muebles, regalar dinero y alfombrar el país de mentiras con toda clase de recursos, vociferar duro contra la amenaza democrática, todo con tal de preservar el poder, y lo va a buscar con su segundo a bordo, pero si el destino le resta fuerza o lo inhabilita, nadie duda a esta hora que el sustituto acaba de ser nombrado.

En caso de alguna derrota histórica, la presencia de Cabello estigmatizaría cualquier intención de saltos de talanquera dentro del Parlamento y se ocuparía de blindar el cúmulo de leyes "revolucionarias" y otras imprudencias que impedirían las acciones de justicia ante tanto abuso cometido y permitiría el saboteo a un nuevo gobierno.

Sea cual sea el escenario, las cartas parecen estar echadas ante la figura enigmática de Cabello, el menos izquierdista y el más pragmático de los hombres del Presidente y quien quita si hasta portador de una bota militar más autoritaria que la del actual Presidente.

El multiministro, el segundo hombre más fuerte del país o el "todopoderoso", como se considera a sí mismo en algunos escenarios, sabe que es el único chavista que ha tenido la "gloria" de ser Presidente por unas horas ante las vicisitudes que vivió el país en los sucesos de abril del 2002. Esa designación nunca la ha olvidado y aunque solo sirvió para firmar y entregarle de vuelta el poder a Chávez, no olvida la retahíla de pensamientos surrealistas extraños que pasaron esa tarde por su cabeza.
@damasojimenez


fuente: EL UNIVERSAL
Ubicación: Venezuela

0 comentarios:

Publicar un comentario