jueves, 30 de junio de 2011

Preocupación Por Apoyo de Chávez Al Terrorismo Llega Al Capitolio


Infobae America tuvo acceso a las declaraciones completas de funcionarios de los Estados Unidos en las que debaten la posibilidad de sancionar al gobierno venezolano por sus nexos con Irán, las FARC y Hezbollah

Por esas razones, un grupo de congresistas republicanos pidió al Departamento de Estado que quite a Venezuela de la lista de los "países que no cooperan de modo suficiente con los esfuerzos antiterroristas de los EEUU" y, en cambio, la coloque la lista de "naciones que patrocinan el terrorismo", de la que ya forman parte Siria, Irán, Cuba, Libia, Sudán, Corea del Norte, Yemen e Irak.
Esa opción es ciertamente posible, reconocieron Daniel Benjamin, coordinador de Contraterrorismo; Kevin Whitaker, subsecretario Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental; y Thomas Delare, director de la Oficina de Financiación del Terrorismo y la política de sanciones económicas, la Mesa de Economía, Energía, Comercio e Industria.
Los funcionarios del Departamento de Estado -a cuyas declaraciones accedió Infobae América- reconocieron que todas las herramientas de las que dispone la ley de los EEUU están sobre la mesa para presionar a Caracas. Admitieron, además, que existen pruebas sobre los vínculos de Chávez con esas organizaciones y se mostraron preocupados al respecto.

"Venezuela debe cumplir con sus obligaciones bajo las Resoluciones 1373 y 1540, que forman parte de la base jurídica de los esfuerzos de lucha contra el terrorismo internacional",
recordó Benjamin y afirmó que el Gobierno continúa su presión sobre el presidente bolivariano y puso como ejemplo las recientes sanciones contra Petróleos de Venezuela (PVDSA) por comerciar con Irán, país sobre el que pesa un embargo.
Benjamin subrayó, no obstante, que esas acciones de los EEUU han causado un efecto positivo. Prueba de ello, señaló, es el cambio de actitud de Caracas desde que Chávez y el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, recompusieron las relaciones bilaterales, lo que fue acompañado por una serie de acuerdos de cooperación en materia de seguridad que han traído buenos resultados.

Los funcionarios destacaron que para designar a Venezuela como país patrocinador del terrorismo es necesario contar con pruebas irrefutables de sus acciones y añadieron que la última vez que se ubicó a una nación en esa lista fue en 1993. Aunque insistieron en que esa una opción posible -sobre todo si Chávez no desiste de esas prácitcas-, consideraron que por el momento sería mejor intentar continuar el diálogo para buscar un entendimiento.

Además, añadieron que mayores sanciones sobre Venezuela podrían repercutir en sus países vecinos y afectar la cooperación que en materia de seguridad se alcanzó con Colombia..

"Vamos a seguir vigilando de cerca las acciones de Venezuela. Todas las medidas generales y específicas que hemos tomado en contra de Venezuela deben servir como un indicador de que estamos aumentando la presión", afirmaron en su declaración.

"El Departamento ha instado enérgicamente a los líderes de Venezuela a seguir el camino de la cooperación y la responsabilidad en lugar de buscar lazos estrechos con Irán, el apoyo a los grupos armados ilegales y correr el riesgo de un mayor aislamiento. 

Seguimos monitoreando Venezuela, así como otros países, en las actividades que indican un patrón de apoyo a los actos de terrorismo internacional. 

No hay ninguna opción fuera de la mesa y el Departamento seguirá evaluando qué medidas adicionales podrían ser necesarias en el futuro", agregaron.


0 comentarios:

Publicar un comentario