sábado, 28 de mayo de 2011

La manipulación + desmovilización: síntesis de un país que se nos va.

Héctor Alonso Lòpez

El elemento primordial del control social, es la estrategia de la distracción consistente en desviar la atención del público de los problemas importantes y de las mutaciones decididas por las élites oficiales, políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación continua de distracciones y de informaciones insignificantes.


“Mantener la atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temás sin importancia real. Mantener al ciudadano ocupado, ocupado, ocupado, o unos marchando, marchando, marchando y otros rumiando su impotencia sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a la granja con los otros animales.” (cita del texto “Armás silenciosas para guerras tranquilas”)

Crean problemas, después ofrecer soluciones-este método es también denominado “problema-reacción-solución”. Se crea primero un problema, una “situación” prevista para suscitar una cierta reacción del público, a fin que éste sea el demandante de las medidas que se desea hacer aceptar.

Por ejemplo: dejar que se desarrolle o intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, o crear ansiedad ante la ausencia de viviendas y así justificar todo lo que se expropie a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad o policíacas en detrimento de la libertad.
Curioseando O también: crear una crisis económica o una invasión para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

Para hacer aceptar una medida inaceptable, es suficiente aplicarla progresivamente, en “degradado”, sobre una duración de 10 años. Es de esa manera que condiciones socio-económicas radicalmente nuevas han sido impuestas durante los años 2000 a 2011 . Desempleo masivo, precariedad, flexibilidad, relocalización, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que habrían provocado una revolución si hubieran sido aplicados bruscamente.

Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa pero necesaria”, obteniendo el acuerdo del ciudadano en el momento para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero por que el esfuerzo no es desplegado inmediatamente. Enseguida por que el público, la gente, tiene siempre tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejor mañana” y que el sacrificio demandado podrá ser evitado. En fin, esto deja más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio (ya en proceso) y de aceptarlo con resignación cuando llegue el momento. Si es que ya no llegó.


La mayoría de los spots de publicidad dirigida al gran público utiliza un discurso, argumentos, personajes, y un tono particularmente infantil, muchas veces próximo a lo débil, como si el espectador fuera un niño de baja edad o un deficiente mental. Cuanto más se busca engañar al espectador u oyente, más se tiende a adoptar un tono infantilizante.

¿Por qué?

Si se dirige a una persona como si tuviera la edad de 12 años entonces, en razón de la sugestibilidad, ella tendrá, con cierta probabilidad, una respuesta o reacción también desprovista de sentido crítico al igual que una persona de 12 años.” (cf. “Armás silenciosas para guerras tranquilas”)

Utilizan el aspecto emocional más que la reflexión l es una técnica clásica para hacer cortocircuitar el análisis racional, y por ende el sentido crítico de los individuos. Además, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o insertar ideas, deseos, miedos o temores, pulsiones, o inducir comportamientos…

Mantener al público en la ignorancia y la idiotez y lograr que la gente sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud.

“La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre o mediocre posible, de forma que la brecha de la ignorancia que aísla las clases mas desposeídas de las clases sociales mas afortunadas sea y permanezcan incomprensible para las clases sociales mas pobres..” Es lo que llaman armas silenciosas para guerras tranquilas"

Promover que la gente o se complazca en la mediocridad encuentre “cool” (bien) el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…o descuidado hasta en el vestir.

Hacer creer al individuo que el solo es responsable de su desgracia, a causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en vez de rebelarse contra el gobierno, el individuo se auto-devalúa y culpabiliza, lo que genera un estado depresivo del cual uno de sus efectos es la inhibición de la acción. Y sin acción, no hay revolución!… Y sin movilización hay resignación.

LA POLÍTICA CUANDO ES POR CONVICCIÓN ES SABER VIVIR. 

Fuente: Héctor Alonso López 

0 comentarios:

Publicar un comentario