Runrunes



Nelson Bocaranda Sardi


RUNRUNES           
alto

¿AUTOGOLPE?. Todo apunta a que una de las estrategias del comandante es la de provocar alzamientos civiles o militares para de una vez por todas ordenar las medidas excepcionales y coronarse ya al mejor estilo de su pana Mugabe como "el dictador electo". La responsabilidad suya en todo lo que acontece en el país ya no se le puede escapar así acuse e invente enemigos, oligarcas, escuálidos, capitalistas, pitiyanquis o yanquis de verdad. Su control sobre todos los poderes es determinante para que mas allá de la pobre percepción de algunos se den cuenta que la realidad es esa. Ya hemos leído y oído éstos días a muchos que -¿con ingenuidad o buenos deseos?- apostaban todos estos años que el caudillo no se saldría del cauce democrático. Gente que no hizo caso a las señas repetitivas que mandaba de desconocer la voluntad popular. Desde aquella victoria de "caca" hasta todos los saltos y maromas que ha hecho para imponer su voluntad dictatorial, de jefe único, de líder amado y querido de sus robolucionarios. Copiado al carbón de Fidel, Kim Jong Il, Lukashenko y Omar Hassán al Bashir. La última ley habilitante mas todas las leyes rechazadas en las elecciones, pero impuestas a troche y moche en una desenfrenada carrera de miedo ante una nueva asamblea nacional en la que no alcanzó las 4/5 partes, nos demostró sin careta ni pasamontaña que la inconstitucionalidad poco le importa. La provocación al Zulia es aún mayor. No solo las expropiaciones improvisadas -cuando la totalidad de las fincas están productivas- sino la sentencia al comisario Mazuco buscan eso. Ya ayer señalaba que los ganaderos zulianos "han asesinado de decenas de campesinos y dirigentes agrarios". Monta su plataforma de darle un palo a la lámpara. Atentos...



EL IMPERIO. Ante la reiterada negativa del Gobierno en aceptar al designado embajador estadounidense Larry Palmer y -más aún- con la amenaza lanzada por el comandante de "detenerlo si se atreve a llegar a Maiquetía" (por supuesto... en su habitual discurso para la galería) la salida del embajador venezolano en Washington, Bernardo Álvarez, será cuestión de horas. Chávez está evaluando si lo hace venir antes de que lo expulsen por segunda vez de Washington para montar aquí otro show anti imperial o llamarlo a Caracas para que no pase otra vez la misma pena de cuando el caudillo botó, aunque no estaba en Venezuela, al embajador Patrick Duddy, y Álvarez fue conminado a salir. Las relaciones se enturbian. Requerirán de más esfuerzos e intermediarios. Los ataques de Chávez a Wikileaks indicaban hacia donde iba. Sin embargo Wikileaks ha desnudado mucho más a los presidentes "amigos" o "socios" de Venezuela que al mismo imperio. La doble cara de president@s, ministr@s y enviad@s cuando no están frente al comandante gastador, derrochador y comprador de conciencias para ingresar al Mercosur o hacer cualquier negocio que perjudique y hunda a los empresarios venezolanos, ha sido revelada por los cables abiertos. En una conversa con uno de los brasileros -"borrados" en las delaciones- Chávez razonaba ante su pregunta sobre el por qué no otorgaba contratos a empresas venezolanas diciéndole que si lo hacía de allí saldría dinero para ayudar a la oposición y sus líderes...

medio

EL ATILA ALIMENTARIO. Se habla de la apropiación por parte del Estado de 20.000 hectáreas todas productivas, las cuales agrupan una producción actual de leche en conjunto de 150.000 litros diarios con una masa total aproximada de 76.000 animales, de los cuales 25.000 son vacas. A su vez arriman a matadero anualmente cerca de 14.000 reses. De las 43 fincas alrededor de 15 producen también plátano, representando éstas unas 2.500 hectáreas de musáceas que venden anualmente cosechas de fruto por el orden de los 15.000.000 kilos de esa especie de cambur más grande. En conjunto las 20.000 hectáreas que el Estado pretende desmantelar significan la producción de 54 millones de litros de leche anuales, 6.923.000 kilos de carne en pie y 15 millones de kilos de plátano, que representan -de acuerdo al consumo per cápita más recientemente censado- aproximadamente 75 millones de kilos de alimento en conjunto que consumen 1.200.000 venezolanos...

LOS BONOS DE BANDAGRO. La decisión del pasado 15 de diciembre en la Corte de Apelaciones del circuito 6 de Cincinnati, en el estado de Ohio, reconociendo que las notas de Bandagro presentadas por un grupo de propietarios de las mismas son originales y no son falsas y por lo tanto la República debe reconocerlas y pagar su valor más los intereses y las costas judiciales. Hablamos de más de $6 mil millones. La nota que me llega dice: "Venezuela, en su afán de probar que las Notas Promisorias eran falsas, introdujo evidencias tratando de mostrar la falsedad de las mismas, antes de resolver la legalidad sobre la jurisdicción, cometiendo el gravísimo error, -para no decir fraude procesal- de presentar una segunda decisión de la Procuraduría General, la cual trataba de revocar la primera decisión vinculante e irrevocable, que ordenaba el pago de las notas en cuestión, basada 100% en un estudio grafotécnico que prueba la falsedad de otras notas promisorias, sin ninguna vinculación a las de los reclamantes, quienes poseen las verdaderas originales y auténticas. Este hecho deja sin efecto legal a la segunda decisión, -nula de nulidad absoluta- quedando la primera decisión de la Procuraduría General que ordenaba el pago totalmente firme". ¿Por qué el silencio?...

bajo

¿QUIEN SE COGIÓ LOS $?. Antes mencionamos la fallida compra de las gasolineras Shell en Buenos Aires. Ahora nos referiremos a la compra de las 450 estaciones de servicio Esso y la refinería en Campana por las que también Pdvsa ofertó. Las instrucciones de Chávez, de acuerdo con la pareja Kirchner, de adquirirlas fue manejado por el ministro Ramírez pero luego dentro del holding venezolano comenzaron a torpedearlo desde -supuestamente- la oficina de uno de los directivos. La demora obedecía al interés de ese director en Caracas y de otro en el Gobierno argentino, de saltarse las negociaciones gubernamentales de acuerdo con dos empresarios en ambos países. Lo que aquí conté sobre la conversa entre la viuda K y el caudillo en el entierro de Néstor Kirchner tenía que ver con este affaire. Ayer debió reunirse Chávez con un funcionario de Pdvsa para aclarar el asunto. Al director que torpedeó el negocio lo botarán pronto. El negocio se cayó y los involucrados soltaron billetes verdes con dueños, en los dos Gobiernos...

www.runrun.es
elchacaldelainformacion@gmail.com
El Universal, martes, 21 de diciembre de 2010.

Comentarios