Runrunes

RUNRUNES           
alto


¿QUÉ PASÓ ISAÍAS?. El inefable Isaías Rodríguez era la "única ficha segura" para el nuevo TSJ elegido -legalmente pero de forma ilegítima- por la actual AN en una carrera contra reloj por parte del presidente Chávez antes de que se juramenten los diputados electos.


Tan seguro estaba Isaías de su nombramiento que renunció al cargo de embajador en España. Para demostrar su afecto al comandante hasta se le fue la lengua declarando en Madrid contra ETA alguna vez, pero a favor del etarra Cubillas las más de ellas. Le reclamó el jefe haber dejado abierta la puerta para una extradición del terrorista en una de sus lenguaradas contraviniendo la línea oficial. Hasta ofreció cargos futuros a sus colaboradores. Anteayer, cuando desde una oficina en la Asamblea se escondía junto a la presidenta Cilia Flores, el responsable de las postulaciones rojas, Saúl Ortega, y el jefe de la fracción del PSUV, Mario Isea, las cosas se le complicaron cuando el trío no lo complacía. Él habría exigido ser el primero a ser nombrado en la sesión para la Sala Constitucional seguro como estaba de presidir el TSJ. Allí la dama se separó del grupo y confirmó con "mi comandante" que ya Isaías no iba para el baile. Demasiadas contradicciones. Amenazas en el ambiente hasta de un grupo de "intelectuales socialistas" de publicar un rechazo público a la moral de él y a otros que estaban en la lista, como Moreno y Jiménez, por solo mencionar dos de una docena. El caudillo le explicó a Cilia que nunca le había garantizado la presidencia del tribunal, que le recomendó separarse del cargo de embajador, no renunciar y postularse como candidato. Por eso estaba en la terna. Fue entonces cuando la orden fue violenta: "¡sácalo de la lista!". Hasta sus promotores más aguerridos como Carlos Escarrá y Desirée Santos fueron dejados de lado y por eso los vimos dócilmente apoltronados en sus curules. Muchos no comprendieron lo que había pasado en la reunión secreta. Sólo se supo cuando Isea y Ortega se reincorporaron a la sesión, alargada por unas horas mientras dilucidaban los nombres con Miraflores. Dos enviados de Chávez, en una camionetota negra, salieron presurosos al dejar la lista final establecida. Las filtraciones recientes de más evidencias de su torcido proceder en cuanto al caso Anderson, como la de Alexis Peñuela contándole a la colega María A. Correa como fue contratado por el ex Fiscal General para que levantara falso testimonio contra las personas que le indicaron, hicieron mella y recordaron otras como las del "testigo estrella" Giovanny Vázquez y las del ex fiscal Hernando Contreras en el sentido de manipular la justicia y esconder la verdad sobre los asesinos de Anderson. Por lo pronto va a España a liar sus bártulos...


medio


MÁS DETALLES. El comité de postulaciones fue secuestrado por la AN, como fue denunciado ante el "poder moral" por Ángel Bellorín. La transparencia no existió y la aplanadora roja se impuso como se preveía. Dos fichas femeninas del régimen, Luisa Estella Morales y Luisa Ortega Díaz, también tuvieron que ver con la defenestración del embajador renunciante ante el reino de España. La primera por la obsecuencia demostrada al caudillo en todas las decisiones del TSJ. La segunda por el enfrentamiento o discrepancias que ha tenido con Isaías y su gente en el ejercicio como Fiscal General, sumisa también a los deseos del comandante. Ella y su esposo, el diputado por Lara Germán Darío Ferrer, movieron las fichas incluyendo gente ligada a Cilia Flores. Una de ellas, Miriam Morandy, salió de la Sala Penal. El tener dentro de las curules un número mayor a 80% de asambleístas que no repiten en sus cargos los obligó a conciliar con algunos y meterlos en las listas finales. No importaron los requisitos exigidos de doctorados. Solo parece cumplirlos Arcadio Delgado. Complacieron como magistrados, principales o suplentes, a los diputados Juan José Mendoza, Malaquías Gil, Roberto Quintero, Carmen Álvarez, Libes González, y a María de Queipo le nombraron a su hija Ninoska. Dos mujeres del afecto presidencial, Jhannett Madriz y Gladys Gutiérrez, son ahora magistradas principales. Gutiérrez, actual Procuradora General, pensó en ir de suplente para retornar como embajadora en Madrid pero la vacante dejada por Isaías movió su ficha, como la del diputado Juan José Mendoza, a la Sala Constitucional. Con ello aumentan las posibilidades para que el saliente diputado Calixto Ortega pueda irse a la embajada madrileña si el apoyo de Maduro y Flores vence las resistencias presidenciales. En fin, la justicia que no era ciega sino tuerta, ahora verá todo con dos ojos grandes de color rojo...


bajo


REALIDAD EN VIVIENDA. Venezuela necesita construir mínimo 200.000 viviendas cada año en la próxima década para cubrir al menos el déficit y el crecimiento vegetativo de la población. El promedio de viviendas construidas por el Gobierno en los 12 años de Chávez es de 12.500 anuales. Este año apenas sobrepasará las 10 mil. Éstas cifras y la retórica presidencial permiten conocer el fracaso político rojo. La comparación, en enero, será aterradora. Se han construido apenas 268.452. Solo 3 de cada 10 familias tienen capacidad para gestionar el crédito de su propia vivienda. Sin el estimulo, apoyo y fortalecimiento de la empresa privada es imposible que éste o gobierno alguno construya viviendas a favor de los pobres. Ni bielorusos, libios o iraníes podrán construir más y mejores viviendas que los constructores venezolanos. Esos acuerdos devendrán en canales de corrupción roja, fuga de dólares al exterior o, cuando mucho, absurdas campañas mediáticas. Chávez ha nacionalizado las tres cementeras, las fabricas de cabillas, los bosques de madera y la electricidad, y el Estado es el propietario de la mayoría de los terrenos ociosos aptos para construir viviendas fuera de Caracas. Desde un canal de televisión o un helicóptero no se construyen viviendas. Como el país supo descubrir que "El Niño" no fue la causa de la crisis eléctrica, también entenderá que las lluvias tampoco son la causa de la ineficiencia gubernamental en abatir la falta de techo propio. La crisis de vivienda es igual a la crisis eléctrica: ambas suben las escaleras de los barrios. Al teniente coronel se le acaba el discurso. "La mentira ya no lo cobija suficiente" nos señala el analista militar que nos suministra cifras.



SOLO UNIFORMADOS. Ningún civil a su lado. Hasta a El Aissami sacó acusándolo de pantallero. Defensa civil anulada. Diosdado reapareció. Ineficiencia verdiroja. En un mes veremos...



Nelson Bocaranda Sardi.
www.runrun.es ; elchacaldelainformacion@gmail.com/
El Universal, jueves 9 de diciembre de 2010

Comentarios