DUDOSO HUMOR

HUMOR
El hombre es el único ser privilegiado que ríe, no sólo de lo que encuentra a su alrededor, sino también de si mismo. Fuera de lo que es propiamente humano, no hay nada cómico.

El Humor nos ayuda a «estar abiertos» y a la vez mantener unos limites, la Risa desbloquea y carga de energía, estimula lo mejor de nosotros. Es un gran medio de comunicación, promueve la imaginación y creatividad y eleva el estado de ánimo, la sonrisa comunica disposición, es un paso hacia la empatía, nos abre al mundo, proporcionándonos expansión. La usamos como pauta para caminar hacia lo positivo.


El dudoso humor de la televisión no ha contaminado las risas cotidianas. Los chistes que se extienden por universidades, oficinas y calles intentan, no siempre, alejarse del humor obligado, ese de risas enlatadas que nos dictan cuando hay que reirse. Las situaciones cotidianas siempre estarán por encima de ese dudoso humor.
La risa es la hija del Diablo, dijo Baudelaire, porque ella se engendra a expensas de una humillación. Un hombre espera al lado de la acera, ha llovido. Pasa un coche a gran velocidad y lo empapa. Un joven camina distraído, tropieza con un obstáculo y cae de narices. Alrededor, una explosión de carcajadas. Hay en ellas algo de superioridad y de orgullo. Pero al final siempre es risa sana aunque al que le toca no lo vea del mismo modo...y ahí surge una de las claves de la calidad de vida: el sentido del humor, signo de inteligencia.

Comentarios